Reminiscente de los peinados que definen a artistas, como la cola de caballo alta de Ariana Grande, en este caso, el estilo azul brillante es producto del aburrimiento causado por la cuarentena, durante la pandemia. Karol siempre tuvo afinidad con esa apariencia, exhibida de la mejor manera por Bulma, de Dragon Ball Z. Irónicamente, el color le pareció seguro de probar, ya que no estaba rodeada de fans, ni periodistas, ni similar. “Ni siquiera pensé que duraría más de un mes,” dice. Ahora, muchas pelucas azules se pueden apreciar desde el escenario en sus conciertos.

El tiempo que Karol pasa conectándose directamente con los fans es cuando más apreciada se siente. Al final del año pasado, antes de presentarse al público en su presentación en el estadio Atanasio Girardot, en Medellín, discretamente visitó a mujeres presas en la ciudad. “Siento que ese es el concepto de belleza perfecto para mí,” dice. “Cuando la gente te conoce y te ve bella por tu esencia, por lo que tienes con ellos, por cómo te expresas, cómo te manejas, más que por lo físico. Digo, cuando haces vídeos, sacas fotos, estás súper producida, súper maquillada, todo. Pero cuando alguien te conoce y te dice ‘No, eres más linda en persona’ eso es algo real.”

To read this story in English, click here. 

Estilista de moda: Miso Dam. 

Cabello: Rena Calhoun. 

Maquillaje: David Velásquez. 

Manicura: KJ.


Más entrevistas de Allure en Español:

Bad Bunny Está Aquí en el Momento Preciso

Anitta No Puede Mentir



Source link